Uno está más vivo que nunca cuando actúa

Entrevistas 18 de marzo de 2017 Por
Entrevista exclusiva con el actor florense Flavio Bosco.
17349492_10212249122934035_721704807_o

El teatro es una de las expresiones artísticas más “noble”. En él se ponen en juego sentimientos, estados de ánimo, situaciones cotidianas con lo que cada uno de los actores debe atravesar. Sin embargo, están ahí, parados en las tablas como si trataran por un instante de crear, junto al espectador, una nueva atmósfera. Un ritual compartido.

Dialogamos con el florense Flavio Bosco, actor de teatro que se destaca en el under platense y de Buenos Aires.  

Cómo fueron tus comienzos en el teatro? Qué te llevó a introducirte en ese mundo?

FB: Comencé en el grupo “La Joda Teatro” de la ciudad de La Plata. La curiosidad fue algo que me llevó más que nada la actuación, no tanto al teatro en sí. Había algo de ese mundo que me atrapaba, que me gustaba. Quería experimentar algo por fuera de lo común, por fuera de la vida cotidiana. Eso hizo que buscara algún grupo, en principio la idea era hacer algo “No oficial”. Con eso me refiero a que no quería ir a ningún taller que organice alguna institución. Ya sea provincial o municipal. Por eso busqué algún grupo. De casualidad encontré al grupo La Joda.

Ahí fue mi comienzo, empezar a conocer ese mundo, a descubrir mi cuerpo, los campos expresivos; comenzó siendo un juego y se convirtió en una profesión. El grupo fue muy importante, por su forma de trabajar y la horizontalidad de los integrantes. Ahí construimos todos juntos. Eso me ha modificado y engrandecido como persona.

Yo empecé haciendo teatro y después empecé a estudiarlo o pensarlo, contrario al común de lo que las instituciones proponen. Esa fue una forma muy cómoda, muy simple y genuina. Ahora hace tres años que estudio en el Sportivo Teatral de Ricardo Bartis. Es una escuela bastante importante y reconocida de la Argentina, donde se han formado muchísimos actores. Es mi casa teatral por llamarlo de alguna manera.

 

Creés que es necesario tener algo especial para hacer teatro o solo ganas de aprender?

FB: Para hacer teatro hay que tener solamente ganas. Creo que como con el resto de las cosas que uno quiera hacer en el mundo, el motor de todo son las ganas. En el teatro es fundamental. También hay algo de la entrega a la creencia, a la ficción. Eso diferencia a los grandes actores de los no tanto. De sentir lo que sucede en escena como algo que es verdad, que está pasando. Esa ficción es la realidad del momento. Ricardo Bartis dice que “Uno está más vivo que nunca cuando actúa y eso solo es comparable con los momentos físicos como el amor, el sexo o los sentimientos en general. Entender eso es una de la claves para hacer teatro.

 

Formaste parte de una obra exitosa en el Under platense. Cómo fue esa experiencia? Qué tuvo para que dure tanto tiempo en cartelera y no solo en La Plata?

FB: Si, nosotros empezamos haciendo la obra “Así Habló el Que Te Dije” sobre textos de Cortazar. Era una obra que era una instalación donde el público iba transcurriendo las diferentes escenas y que pasaba en los diferentes lugares. Trabajamos con libros de Emanuel, que es una novela muy crítica y muy política que se basaba sobre la militancia de unos argentinos viviendo en Francia donde intervenían diferentes actores sociales que casi siempre están atravesados por el capitalismo. Además trabajamos Casa Tomada, que hace referencia al Peronismo y también con el cuento “Grafiti” que se trata de un hombre que sale a pintar y se encuentra con alguien más haciendo lo mismo. Esto transcurre en época de la dictadura.

Esa obra la hicimos durante 4 años. Muchas fechas en La Plata en diferentes centros culturales y salas de teatro, pero también viajamos a presentarla.

Actualmente estamos trabajando “Brazita Perro chagualo”, que es una creación colectiva de “La Joda Teatro” donde trabajamos 2 años y medio para prepararla. La obra es toda nuestra, la escritura, dramaturgia, escenografía. Se trata de dos personas que trabajan en un taller clandestino de zapatos que vienen a Argentina por una vida mejor y se encuentran con una realidad diferente. Pero además la manera que tienen ellos de abstraerse de ese mundo de opresión y disfrutar de la vida. Con esta obra hemos hechos más de 30 funciones en La Plata y temporada en Buenos Aires. Por suerte ha gustado mucho y siempre la sala ha estado llena.

 

Ahora estás con una nueva obra en capital que, al igual que “Brazita”, fue premiada. Qué tiene de nuevo este espectáculo?

FB: Si trabajamos en una obra nueva que se llama “Rieles de La Patria”. Empezó siendo una escena en el “Sportivo Teatral” y terminó convirtiéndose en una obra. Decidimos trabajarla por el empuje del profesor Mariano González y llamamos a la directora Guillermina Andrade para profundizar lo que habíamos desarrollado en las clases.  A fin de año hicimos una presentación no formal en La Plata para mostrar cómo venía el proceso y nos inscribimos en una convocatoria que propuso el Centro Cultural Recoleta, para obras a estrenar. Ahí quedamos seleccionados, entre 184 obras, como una de las 6 que se presentan en el Centro Cultural durante todo el año. Fuimos la obra que estrenó el ciclo. Comenzamos el domingo pasado.

Estamos muy contentos con esa oportunidad porque además de ser un lugar importante, un teatro oficial de la Ciudad de Buenos Aires y que nos financian todos los costos de la obra, nos sirve para sumar una gran experiencia a los 7 integrantes de la obra.  Ahí vamos a hacer 20 funciones hasta el de 22 mayo, sábados 21 horas y domingos 17 horas ahí en el Centro Cultural Recoleta. Es una obra que habla del poder y de su idiotez. Son tres mujeres que están en una estación de tren donde hay una guerra. Nos situamos en la Estación Pereyra Iraola de la línea Roca entre La Plata y Capital. Además se hace referencia al vaciamiento que ha tenido el ferrocarril históricamente y las problemáticas que ello le ha causado a varios pueblos.

 

Cuál es la magia de la que hablan muchos al referirse a ese “Submundo teatral” que también lo llaman Under?

FB: Con respecto a eso voy a citar unas palabras de Mauricio kartún, uno de los grandes maestros de la escena Argentina. Él dice que “El teatro es uno de los pocos rituales masivos que existen en la actualidad en el mundo, la misa sería uno y el teatro es otro, que reúne a un grupo de gente eso lo completa el público. Sin público no habría teatro”. Es un buen momento para encontrarse, para disfrutar de un hecho estético agradable. De vivir el aquí y el ahora. De esos se trata la magia del teatro, de esa mancomunión entre actor y espectador que hace que la realidad sea ese instante en el que uno sube al escenario y da lo mejor de sí y alguien lo recibe como tal.

 

En alguna oportunidad visitaron Las Flores. Tienen pensado volver?

FB: Visitamos Las Flores con “Así Hablo El Que Te Dije” estuvimos en el Teatro Del Borde que son amigos y pudimos compartir experiencias teatrales. La verdad fue muy enriquecedor. El teatro te da la posibilidad de compartir y en ese compartir se aprende mucho de los otros grupos. Además nos fueron a ver muchos amigos, familiares que a uno lo llenan. Uno hace teatro para que lo quieran. Para compartirlo con la familia, con los amigos, con las personas que están en uno.

Tenemos pensado volver porque fue muy linda experiencia, aún no tenemos fechas, pero no va a faltar oportunidad.

Cómo se ve la movida teatral Florense desde fuera de la ciudad?

FB: El teatro florense lo veo muy bien. Conozco a la gente de Teatro Del Borde que viene trabajando hace mucho y que han podido terminar su sala y eso le da posibilidad de crecimiento al teatro de la ciudad. De poder presentar obras de otros lugares.

Me gustaría que siga creciendo. He visto que el teatro oficial también propuso obras importantes como El Farmer con Pompeyo Audivert y Rodrigo De La Serna, que le dan al público florense la posibilidad de tener acceso a espectáculos de calidad. Eso es motivador para que los chicos se acerquen a esta experiencia que para mí es única y transformadora socialmente. Donde uno se entrega a otra forma a otros sentimientos, a buscar en lugares oprimidos que uno tiene en el ser.

Boletín de noticias