“La gente se esconde, oculta el trastorno, por eso mismo no se anima a pedir ayuda”

Entrevistas 11 de marzo de 2017 Por
Entrevista con Cintia Rosas sobre tricotilomanía.
17198513_1364463030266074_467567477_n

Sin dudas el ritmo de vida que llevamos a diario influye considerablemente en nuestra salud. Tanto en el aspecto físico como psicológico. Este último, es al que menos importancia se le da y puede traer sus consecuencias.

Si bien no solo se produce por el estrés, la Tricotilomanía es uno de los tantos trastornos que podemos sufrir al enfrentarnos a una situación semejante.

Dialogamos con Cintia Rosas quien, mediante su historia personal, pretende informar y desasnarnos sobre esta conducta.     

Qué es la Tricotilomanía?

CR: LA TTM es el comportamiento recurrente de arrancar el cabello de la cabeza, cejas, pestañas y otros lugares del cuerpo, por placer o para liberar tensión. Por mucho tiempo se lo clasificó como un TOC, pero hace un par de años, los profesionales de la salud mental crearon una nueva clasificación que se conoce como Conductas Repetitivas centradas en el Cuerpo (CRCC).

 

En qué edad puede empezar a manifestarse? Qué puede ser el desencadenante?

CR: Puede surgir a cualquier edad y por un motivo estresante o no. La edad más frecuente es entre los 7 y los 9 años y los motivos pueden ser mudanzas, separación de los padres, abuso, fallecimiento de un familiar, entre otros.

Como se controla?

CR: No se controla y esa es una característica principal del trastorno, perdemos el control. No podemos decidir cuándo dejar de hacerlo. Se recomienda hacer una terapia psicológica, pero debido a que es algo todavía desconocido, no hay tratamientos específicos.  Las terapias a veces pueden funcionar si se enfocan en disminuir la ansiedad, el estrés, resolver conflictos puntuales y mejorar la autoestima, pero no se asegura que el paciente se cure.

Introduciéndonos en tu historia personal. A qué edad comenzó? Hubo algo en especial que te llevó a eso?

CR: Comencé a tirar de mi pelo a los 15 años. Ninguna de las personas que tenemos TTM recordamos el día exacto. El relato siempre es el mismo: mirarnos al espejo y ver que falta pelo y preguntarnos “¿Qué hicimos?” En mi caso el único factor que puedo reconocer como desencadenante es que en esa época comencé a sentir más estrés por los exámenes en la escuela secundaria.

Cómo se convive con eso?

CR: Es una pregunta muy general. Si tengo que hablar por la mayoría de las personas, no logran convivir. Es una pelea interna constante entre sentir la necesidad de tirar y querer detenerse por el daño que saben que se están haciendo. En mi caso aprendí a convivir. Aceptando lo que me tocó, conociéndome y conociendo el trastorno.  Por ese motivo, dejé de tirar hace ya 7 años y hasta ahora sólo tuve 3 recaídas que duraron un par de meses.

En cuanto a las relaciones. Cómo afecta en la vida diaria?

CR: La falta de información de familiares, amigos, profesores, etc de una persona con TTM, hace que se sienta prejuzgada, incomprendida, inaceptada e incluso muchas veces es tratada como anormal. La gente se esconde, oculta el trastorno, por eso mismo no se anima a pedir ayuda, a consultar con especialistas y puede vivir varios años creyendo que es el único que la tiene.  Al mismo tiempo, si la TTM es muy avanzada, las personas se ven obligadas a utilizar pestañas postizas, vinchas, pañuelos,  e incluso pelucas. Ven muy afectada su vida social.

 

Es una enfermedad de la que poco se conoce. Cómo te diste cuenta que podías llegar a padecerla?

CR: Por el mismo hecho de que es desconocida, todas las personas que la tenemos vivimos varios años sin saber de qué se trata y creyendo que somos los únicos con esta conducta. En mi caso estuve 11 años sin saber sobre esto y cuando lo supe fue un shock tan grande que eso desembocó en que dejara de hacerlo. Me enteré por una amiga que vive en otra ciudad, ella se arrancaba el pelo y sabía que eso se llamaba TTM.

 

Sabemos que tratás de difundir lo más posible sobre la enfermedad. Cómo lo hacés?

CR: Cuando supe que lo que tenía era un trastorno con un nombre específico, lo primero que hice fue buscar información en internet, pero empecé a darme cuenta que la mayor parte estaba en inglés. Entonces tuve la idea de crear una página en castellano. Así  surgió “Tricotilomanía – Argentina” que es un blog y una página en facebook. Mi trabajo, por el momento,  es  exclusivamente virtual (a fututo, mi idea es crear una entidad del tipo Asociación Civil o similar), enfocándome en dos objetivos: 1- difundir y concientizar sobre trastorno 2- crear redes de apoyo y contención entre personas con ´TTM y sus familias.  Por un lado publico estudios recientes que por lo general traduzco de páginas de EEUU y por otra parte, hablo con gente de toda Latinoamérica, realizamos actividades virtuales, nos escuchamos y contenemos para hacer más llevadero el tema.

Te sentís un poco referente y estás abierta a cualquier consulta?

CR: Referente es un término muy grande, prefiero llamarme “activista” de esta causa. Como hay muchas personas más que lo son de México, Venezuela, España, EEUU, Gran Bretaña, con las que hablo constantemente y todos trabajamos en lo mismo: Brindar apoyo y tratar de que se empiece a hablar del tema, se conozca y se investigue. Estoy abierta a cualquier consulta, pero siempre centrándome en los dos objetivos que mencioné antes y esto es porque muchas personas me escriben de manera desesperada pidiéndome ayuda, que les dé consejos de qué hacer y sé que no estoy capacitada para hacerlo, todo lo que tenga para decir parte de mi experiencia personal.

Boletín de noticias