“La comunicación del Municipio va más allá de informar los actos de gobierno”

Entrevistas 04 de febrero de 2017 Por
Dialogamos con el secretario de Prensa y Comunicación. Guillermo Pénico.
penico

La labor periodística es, sin dudas, una de las más polémicas profesiones de este planeta. Se ponen en juego varios aspectos que atraviesan a todos los actores de la sociedad y deja su huella.

La disputa por la inmediatez, las primicias, las notas, disimulan un escenario que va más allá de la tarea de informar. Se está en permanente disputa por el poder y es ahí donde el profesional cobra un rol protagónico y preponderante.

Guillermo Pénico tiene una extensa trayectoria en los medios de comunicación. Trabajó en Diario El Día, Radio Provincia y en productoras radiales. Hoy se desempeña como Secretario de Prensa y Comunicación del Municipio.

 

Qué tiene en particular el periodismo por sobre otras profesiones y qué te inspiró a elegirlo?

GP: La mirada que uno tiene del periodismo, en comparación con otras profesiones, en mi caso está atravesada por la pasión de una actividad de la cual llevo ligado unos 35 años más o menos, o sea, objetividad casi nula. Hablo de pasión porque es inevitable, trabajar en comunicación tiene mucho de eso. Trabajar en periodismo es construir pequeños puentes diariamente entre los hechos, de cualquier índole, y la comunidad. Ese es el primer significado que tenemos que asumir como periodistas, y eso conlleva, quizás, la mayor responsabilidad. No podemos comunicar como si estuviéramos charlando en un asado o mesa de café, sino que hay que hacerlo desde criterios periodísticos y con el mayor de los respetos que se merece el oficio de comunicar... y aún más, cuando se emiten opiniones.

En lo personal, elegí esto desde el desconocimiento del adolescente a la hora de optar por una carrera. Primero descarté aquello que no haría, ligado a las ciencias exactas y el ámbito de la biología...Mi atracción por la historia hizo que eligiera, en el primer momento, la carrera de historia en la Facultad de Humanidades (de la cuál años después cursé un tiempo), pero también puse en la balanza mi inclinación por la lectura, especialmente de diarios y revistas, entonces me pregunté, ¿por qué no periodismo?

Desde tu ingreso a la facultad has tenido un recorrido amplio. Cómo se desarrolló tu carrera a lo largo de estos años?

GP: Estudié en La Plata y la primera etapa de mi profesión la desarrollé en esa ciudad. De todas maneras, las primeras líneas que escribí fueron, justamente, en La Gaceta, cuando estaba a cargo de la misma el colega y amigo Lalo Corvalán. En La Plata mi primer trabajo fue en la empresa del diario El Día, que por los ochenta tenía el vespertino Gaceta, integrando la redacción en la sección Deportes. Después en la misma empresa escribí en una efímera revista deportiva y en el suplemento dominical de El Día. También realicé colaboraciones, con un grupo de colegas y amigos, para diarios del interior en un intento de algo así como agencia periodística por esos tiempos. Estuve ligado a una productora radial de Quilmes que transmitía el Nacional B en sus inicios por la vieja Radio América (también tuvieron un programa en Radio Excelsior, hoy La Red) y, por cuestiones personales, en un momento estuve en Las Flores trabajando en el semanario Realidad. Fui partícipe del inicio del diario Hoy, donde llegué a estar a cargo de una sección, trabajé en Radio Provincia y en Las Flores fui parte de los proyectos de los semanarios Voces (junto con Flavio Pérez) y El Pueblo y el semanario deportivo El Tablón, y antes de compartir el equipo de trabajo del intendente Canosa, Acción Regional.

También has estado en diferentes épocas y contextos de país. Qué visión tenés sobre el periodismo y su gran influencia sobre los gobiernos e instituciones?

GP: En todos los ámbitos, en diferentes épocas, la comunicación siempre se va a relacionar con el poder. Trasladá esto a cualquier situación, cotidiana inclusive, sin necesidad de relacionarla con el periodismo, quien posee información siempre tiene una cuota más de poder -por más ínfima que sea- sobre el otro...en realidad el conocimiento siempre se va a relacionar con el poder. Y el periodismo trabaja con la información, usa permanentemente la comunicación, o sea, siempre es protagonista de los que pasa en el país en todas las épocas. Obviamente, como todo en la vida, puede tener una incidencia negativa o positiva. Los medios de comunicación influyen en la agenda del ciudadano, pero no hay que creer que manejan  la agenda del ciudadano, eso es un error y subestimar a la gente. Leo, veo y escuchó lo que tengo ganas, o lo que mi amplitud personal me permite. Lógico que en el esquema comunicación-información-poder los medios influyen, y tienden a condicionar lo institucional.

Qué experiencia has tenido al respecto?

GP: Siempre la tarea del periodista está expuesta a presiones porque el poder, así sea en un pueblito de 100 habitantes, necesita influir sobre la información. Pasé por deportes, policiales, política, información general...y siempre hay alguien que quiere que digas algo a favor de...la primera lección la tuve cuando estudiaba, era la época de la Dictadura, y en la cátedra de Radio debíamos hacer un programa que se emitía en Radio Universidad... el de mi grupo fue censurado.

En diciembre cerró Acción Regional. Qué sensación te queda después de un golpe tan grande para los que nos apasiona esto?

GP: En Acción Regional trabajé diez años, fue una etapa diferente y muy positiva para el periodista que llevo conmigo...para mí fue un doble golpe, el cierre de una fuente laboral y de un diario ya de por sí es doloroso, y el de un lugar donde trabajé muy cómodo e hice amigos. Acción Regional fue, sin dudas, un ícono en el periodismo gráfico florense, y no va en desmedro de los otros medios, pero ya se extraña y con el tiempo se va a extrañar más.

Con la nueva administración pasaste a tener un rol sumamente importante en prensa. Cómo es pasar de trabajar, en la mayor parte del tiempo, solo a conducir un equipo de trabajo?

GP:  Para mí es una experiencia totalmente distinta, aun teniendo en cuenta que me desempeñé en la labor de comunicación institucional en las oficinas de prensa del Ministerio de Obras Públicas y Policía bonaerense (ambas en La Plata). Acá, más allá de la gran responsabilidad de estar a cargo de la comunicación del Municipio, llego a la función como parte de un equipo de trabajo del proyecto político que lidera el intendente Ramón Canosa. Es todo distinto...en realidad el primer obstáculo que se me presentó es tratar de dejar de lado el periodista y darle más lugar al funcionario a cargo de la comunicación. Como experiencia es más que positiva... comunicación y política siempre son parientes cercanos. Obvio que es una gran responsabilidad, primero por el cargo y segundo porque el Intendente confíó en darme ese cargo. Y si bien en algún momento estuve a cargo de un grupo de trabajo, eso fue en un diario, y esta es una experiencia diferente. La tarea no es fácil, pero el grupo de trabajo que tengo me allana el camino, encontré en todos una gran predisposición, y eso lo agradezco, porque muchas veces las mezquindades suelen estar al orden del día, y más en el terreno político, y ejemplos hay, por eso es importante destacar esto.

Cómo trabajan en el área y con qué herramientas cuentan?

GP: La comunicación del Municipio va más allá de informar los actos de gobierno, tiene que ver con la imagen, por eso se trabaja en diferentes aspectos. Informamos diariamente las actividades de las distintas dependencias, publicitamos las acciones de gobierno, se trabaja en el diseño de la publicidad gráfica, que desde incluye redes sociales hasta afiches en papel, coordinamos los distintos actos oficiales, pero también aquellos que involucran a las secretarías y direcciones, como así la Secretaría centraliza lo que se refiere a protocolo y ceremonial. Ocupa un lugar, también importante, la comunicación interna, que a veces es más compleja.

Boletín de noticias