La función del grupo es social, es llegar a sectores donde el arte no llega habitualmente

Entrevistas 09 de abril de 2017 Por
Una nueva alternativa cultural está aflorando en nuestra ciudad. Dialogamos con integrantes del colectivo cultural Grupo Electrógeno.

Se considera Arte Urbano a todo aquello que engloba a las diferentes expresiones artísticas que se representan en la calle como forma de protesta o como simple representación artística de un aspecto de la cultura popular o tradicional de una sociedad.
En nuestra ciudad existe una nueva propuesta de Arte Urbano llamado Grupo Electrógeno. No solo para realizar diferentes obras, sino no también para generar nuevos lazos entre los artistas y la comunidad. Un Colectivo Cultural Móvil que se traslada de barrio en barrio dejando su huella marcada.
Dialogamos con gran parte de este grupo conformado por 21 artistas, que aún no tiene techo y que está en permanente crecimiento. Entre tantos otros, este conjunto está conformado por, Fabricio Illeras, Martin Hellguistoy , Débora Giménez, Nelson Santangelo , Magali Cardozo , Rocío Arrazubieta, Martín Suarez Lerra, Celeste Díaz, Daniela Gonzales Pina, Axel Nygard, Daniela Pardo, Gabriela Borda, Matías Francischeti , Marco Guebara, Guadalupe Peverelli…

Cómo surge Grupo Electrógeno?

El grupo surge como respuesta a la necesidad de un espacio colectivo y comprometido en lo social. La necesidad de una inclusión verdadera con diversidad de estilos. Abriendo un abanico a autodidactas, profesores de bellas artes, egresados, y los que aún no egresaron, o solamente gente que quiere participar con pintar o acercarnos materiales o pintura. Rompiendo con formalidades, dando una vista más urbana, como lo es el Muralismo, Street art, Aerografía, entre otras, también anexando música ¿porque no?. En resumen un nuevo espacio diferente con trabajo artístico colectivo, multidisciplinario.

Cuántos integrantes tiene? Cómo fueron reclutados?

La respuesta es aleatoria, porque se sigue sumando gente, y hasta la fecha son aproximadamente 21. Tengamos en cuenta que los 21 no son los que pintan, ya que algunos aún se encuentran estudiando, o por razones de tiempo no siempre se llega a reunir la cantidad en un único mural. La manera de "reclutar" es sencilla: Por redes sociales. Todo aquel que quiera es bienvenido, siempre y cuando tenga ganas y comparta estas metas.

Cuáles son los principales objetivos que persiguen?

La función repetimos, es social, es llegar a donde no suele llegar al arte. Buscando lograr que los barrios más vulnerables o marginados que quedan en la periferia descartados por las políticas de turno tengan arte en sus plazas y lugares públicos. Por eso elegimos que nuestra primera pintada sea en el barrio "solidaridad" y de ese primer mural ir extendiéndonos a otros barrios. La expresión artística en un ámbito público es su mayor esplendor en lo que nos sea posible llegar.

Sin dudas se encuentran enmarcados en un claro objetivo social. Sienten que pueden ser un “refugio” para algunas personas?

Lo único que vamos a decir es que para la gente que quiere expresarse en lo artístico y no tiene o no sabe cómo, están las puertas abiertas. Y para los que quieren involucrarse con la comunidad, también estamos para ello. Además para los que quieren colaborar o ayudar, con pinturas o materiales es un gran apoyo o tan solo para cebar mates (por si no se animan a pintar), también estamos para ello.

Ya han organizado tres encuentros de pintadas. Cómo eligen los lugares? Tienen que tener algo de especial?

Los lugares son donados por los dueños. Ellos nos ofrecen sus paredes. Nosotros vamos, las pintamos y todos contentos. En especial no tiene que tener nada, solo la voluntad y el permiso. Tenemos más de lo que podemos pintar en paredes ofrecidas por la gente.

Qué recepción han tenido por parte de los vecinos? Qué sensaciones les producen esos encuentros a ustedes?

Excelente, es una sensación hermosa que nos llena. Junto con esa sensación esta la respuesta del porque empezamos este colectivo de artistas y la finalidad. Los vecinos nos ceban mates, alcanzan pintura, se ríen de nosotros porque en la última nos comieron los mosquitos. Y a veces en esas charlas los problemas en su barrio se hacen escuchar, y el no entender del porque y el cómo son ignorados. Pero siempre agradecen ese mural que es para ellos y para su barrio. Es una sensación que nos dice que se está yendo por el camino adecuado.

Creen que era necesario crear un nuevo espacio?

Si, a nuestro punto de vista está bien, era necesario. Nunca está de más tener para elegir de qué manera uno puede mostrar y elegir de qué manera y donde y como mostrar. A mayor espacios... mayor es el gusto.

Se puede llegar a formar un espacio “no formal” para enseñar técnicas de dibujo, pintura o expresiones artísticas en general?

Si, estamos en eso. Pensamos traer gente de distintas ciudades para dar talleres junto con artistas locales, o simplemente artistas de las flores, estamos aún en veremos.

Cómo ven las alternativas culturales Florense?

En este momento es poca. La oferta de espacios y las políticas culturales locales parecieran haber temido un retroceso notable.

Cuál es la próxima pintada?

Cada domingo o sábado vamos a estar pintando. Esta vez va a ser para poder terminar el del Barrio Solidaridad y de ahí nos trasladamos a una casa en el Barrio Las flores. Igual aún estamos viendo, nos consultamos entre todos que nos parece, porque a veces saltan nuevos lugares.

Boletín de noticias