Los productos que más subieron con la inflación de septiembre

Nacionales 17 de octubre de 2019 Por Ahora Las Flores
Los aumentos de precios en bienes de primera necesidad fueron exorbitantes. Qué pasó con los lácteos, la carne, los panificados, las frutas y verduras, los artículos de limpieza y tocador.
super-01
super-01

Lácteos, carnes, panificados, pañales y congelados fueron los productos que más subieron durante septiembre, por encima del promedio de la inflación. Sólo en ese mes los ingredientes para una hamburguesa o para un simple pancho se encarecieron entre 10 y 15 por ciento respecto de agosto. De todos modos, los productos lácteos lideraron el ranking de aumentos, con un alza acumulada del 77 por ciento en lo que va de 2019 y un 95 por ciento interanual. En frutas y verduras la comparación interanual arroja alzas de hasta 102 por ciento para el zapallo anco o de 186,8 por ciento en cebolla.

La inflación del bolsillo no se refleja necesariamente en la cifra que difunde el Indec. “El IPC responde a una canasta promedio, por lo que dependiendo de cuales sean nuestros hábitos de consumo, las familias sienten la suba de una u otra manera”, destaca un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

Según el documento, en septiembre los productos que más subieron fueron pan de mesa (14,2 por ciento), pollo entero (14,3 por ciento), café molido (9,3 por ciento), pañales (11,4 por ciento), salchicha tipo viena (10,6 por ciento) y hamburguesas congeladas (11 por ciento).

Respecto de un año atrás la inflación general fue de 53,5 por ciento. Sin embargo, en el cotejo interanual con los datos del Indec se destacan aumentos por encima de ese guarismo: pan de mesa (66,5 por ciento), galletitas dulces envasadas (73,9), hamburguesas congeladas (60,1), pollo entero (60,6), salchicha tipo viena (79,4), salchichón (57,5), salame (58,8) y yerba mate (66,4).

Las subas en lácteos son un capítulo separado: leche fresca entera trepó en los últimos doce meses un 69,7 por ciento, leche en polvo (93,6), queso cremoso (88,7), queso pategrás (94,8), queso sardo (93,0), manteca (89,3), yogur firme (85,4) y dulce de leche (80,5).

En artículos de limpieza: jabón en polvo para ropa subió 68,1 por ciento, detergente líquido (89,7), jabón en pan (106,3), lavandina (74,8), algodón (69,5), champú (78,6), desodorante (67,4) y pañales descartables (90,3).

En los primeros meses del año la estabilidad cambiaria había mantenido los precios en torno a subas del 2 por ciento mensual, un piso que no logró perforar el macrismo en los últimos 20 meses. Pero el salto cambiario de mediados de agosto y su traslado a precios aceleraron la inflación. Según el CEPA, los que más subieron en el año, además de los ítems ya mencionados, son la banana, cebolla, tomate, azúcar y agua embotellada sin gas, todos con alzas por encima del 40 por ciento en el año. Finalmente, si se lo compara con abril de 2016, cuando se implementa la nueva medición del IPC-Indec, los productos que más se incrementaron fueron manteca (385 por ciento), aceite de girasol (379), cebolla (379), yogur firme (367) y harina de trigo (366).