INSÓLITO Una concejal organizó una olla popular y tenía COVID 19: todo un pueblo en cuarentena

Provinciales 12 de agosto de 2020 Por Ahora Las Flores
Ocurrió en Pedro Luro, partido de Villarino. Susana Velasquez, concejal de La Cámpora, organizó una olla solidaria durante el fin de semana. Dos días después se confirmó que tenía COVID 19.
pl

Una concejal de La Cámpora de Villarino quedó en el medio de una fuerte polémica a partir de un brote de COVID 19 en la localidad de Pedro Luro. Seguramente con las mejores intenciones, Susana Velasquez organizó durante el fin de semana una olla popular como homenaje a Micaela García.

De la actividad -que no está contemplada entre las excepciones a los decretos que regulan el Aislamiento Social- participaron organizaciones sociales como MTE, Barrios de Pie y Corriente Pueblo Unido. El problema es que apenas 48 horas después de haber participado, la propia concejal confirmó a través de sus redes sociales que había dado positivo para COVID 19.

Quiero comunicar que el resultado del hisopado que me hicieron en el día de ayer por covid 19 ha sido positivo. Lamento tener que dar esta noticia sobre todo por la preocupación que puede causar esto en quienes estuvieron conmigo en estos últimos días”, señaló.

Pedro Luro es una de las localidades del partido de Villarino, bien al sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, a unos 100 kilómetros de Bahía Blanca. Allí residen unas 25 mil personas.  La situación epidemiológica dio un salto brusco en cuestión de horas. Ayer se informaron 12 casos y más de 300 personas en aislamiento preventivo.

La propia Velasquez informó que siempre tuvo “las precauciones necesarias para cuidarme y cuidar de los demás y todxs quienes fueron contactos” y recomendó “reforzar los cuidados, mantener el distanciamiento, ser responsables y solidarios”. No fue la única precaución que tomó: además borró los testimonios de la actividad que había publicado en las redes sociales.

Enteradas de la novedad, las autoridades municipales tomaron una decisión drástica: llevar a toda la localidad a la “Fase 1” del aislamiento social. “Es imposible hacer el seguimiento epidemiológico entre todas las personas que fueron a una olla popular”, dijeron a los medios presentes fuentes municipales. 

Así, Villarino suspendió todas las actividades económicas exceptuando farmacias, venta de comida elaborada mediante sistema de reparto a domicilio o take away, supermercados mayoristas y minoristas y comercios minoristas de proximidad, ferreterías, veterinarias, provisión de garrafas y leña, reparto a domicilio de alimentos, medicamentos, productos de higiene, de limpieza y otros insumos de necesidad y actividades exceptuadas por el DNU N°641/2020.

Además, solo se podrá ingresar a la localidad por el acceso principal, el resto de las entradas permanecerán cerradas, y se estableció la reorganización del personal municipal con guardias mínimas, para garantizar los servicios de recolección de residuos, salud, sepelios, obra pública, defensa civil y protección ciudadana.